WALL STREET Y EL ORO: UNA RELACIÓN POCO AMISTOSA

Ante la notable confusión que reina en los Mercados, y con varios de los más importantes inversores del Mundo volcados fuertemente al oro, entre ellos Stanley Druckenmiller, John Paulson, David Einhorn, Bill Gross, etc, etc, rescatamos un tema de gran actualidad, que creemos será del interés de los amigos lectores y que está incluido en nuestro libro publicado en Amazon.

 


Wall Street y El Oro: Una Relación Poco Amistosa

El índice de acciones auríferas NYSE ARCA GOLD BUGS INDEX (^HUI), aumentó su valor durante el decenio que analizamos, (ver gráfica-pagx) en 418%, habiendo alcanzado picos mucho mayores, como en Setiembre del 2011 (520%)

Esta es, desde cualquier punto de vista, una performance extraordinaria, sin embargo, durante todos esos años, el amigo lector no habrá leído en ninguno de los medios especializados, ni en ningún Research de los Bancos y Brokers más conocidos, ni en las columnas de economía de la prensa masiva, otra cosa que algunos comentarios desganados escritos al pasar, sobre este espectacular movimiento, que acompañó a la también notable suba del oro.

Se imaginan ustedes, el alboroto generalizado, y la avalancha de compras histéricas si el sector accionario, que logró esta performance, hubiera sido el tecnológico, o el de comunicaciones, o cualquier otro.

Por supuesto existe un relativamente pequeño grupo de economistas, operadores de mercado y analistas, a los que seguimos fielmente, desde hace muchos años, tanto a través de sus “blogs”, “newsletters” y asistiendo a sus presentaciones personales, seminarios y cursos, tanto en EEUU como en Europa, y que han acertado notoriamente en sus pronósticos y análisis, y a los que estamos sumamente agradecidos.

La razón de la distinción, entre estos dos sectores de analistas es muy sencilla: los nombrados en el párrafo anterior, son, desde economistas independientes de gran prestigio, hasta algunos Premios Nobel, y también varios asesores de empresas, managers de Hedge Funds o dueños de newsletters, y ejecutivos de compañías mineras importantes cuyo éxito va a depender de la bondad de su asesoramiento y de su acertada evaluación de los futuros escenarios.

En cambio, el análisis que difunden los grandes Bancos y Brokers, y los periodistas allegados a los distintos gobiernos, la mayoría de los académicos, etc. no tienen la misma finalidad.

Las grandes instituciones financieras no quieren saber nada con la estabilidad que trae un sistema monetario respaldado por el oro.

Ellas necesitan, al igual que la mayoría de los políticos: más emisión monetaria, más dinero disponible y más barato, por lo tanto podrán realizar, más emisiones de bonos, más emisiones de acciones y el consiguiente aumento en el “trading” y las comisiones generadas por los mismos.

Un ejemplo de las consecuencias de una política de dinero barato, con tasas casi cero% para los Bancos y Brokers, es el hecho de que el volumen operado en Margin, en el NYSE, o sea la cantidad de dinero prestado a los inversores para operar a crédito, es el más alto de la historia, en relación al volumen operado en “cash”.

Otra peligrosa consecuencia, es que, algunos grandes Bancos, tienen posiciones propias que están apalancadas hasta 40 ò 50 veces el capital propio, lo que significa que controlan activos por una cantidad tal, que una pérdida de 2 ó 3 %, sobre ellos, representaría una pérdida del 100% sobre el Capital propio.

Es como si Ud. invirtiera $100.000 en una acción, pero solamente con $10.000 propios, siendo los otros $90.000 préstamos de amigos.

Si la acción llega a caer el 10% de su valor de compra, la pérdida sobre su posición total sería de $10.000, o sea el 100% del capital propio, y por supuesto seguiría en pie la deuda con sus amigos. ¡Imaginemos el desastre que sería, con un “leverage” de 40/50 veces sobre los activos propios!

Si esto le parece un delirio, es porque efectivamente lo es, y le sugiero que consulte la estadísticas del Office of the Comptroller of the Currency (OCC), que es la institución encargada de supervisar a los Bancos y otras instituciones de ahorro, en USA (http://www.occ.gov/)

En esa situación existen varios, y entre ellos, alguno de los más grandes Bancos del mundo. Roguemos que no caiga ninguno, pues la crisis sería imparable, y afectaría a todo el sistema financiero internacional.

Necesitan también fabricar productos para proveer instrumentos de “hedging” como los “Credit default swaps”, con los que cumplirán, o no, de acuerdo a su conveniencia. Si no están dispuestos a cumplir, arbitrarán algún mecanismo para no pagar, como en el caso de los bonos en Default de Grecia, donde los inversores en bonos soberanos cobraron sólo una pequeña parte del valor nominal de los mismos, o de los depositantes en los Bancos de Chipre, a los que le quitaron el 40% de los depósitos, que superaran el mínimo garantizado de €100.000

El 1 de enero del 2016 se comenzará a aplicar el mismo método, al que llaman “bail in”, en los Bancos Europeos, que tengan problemas de solvencia.

También empezarán a echar mano de las reservas de los Fondos de Pensión como acaban de hacer en Polonia. ¿Quién sigue?

En resumen, tratarán de desarrollar mercados sin control, y si fuera posible, ni siquiera un Clearing para garantizar las operaciones, como han hecho hasta ahora, con los Derivados OTC, en fin, nada que pueda cortar la rueda de emisión monetaria y de nuevos productos en la que están lanzados.

Esperemos que las distintas autoridades correspondientes cumplan con su deber de implementar una serie de controles mínimos, como sería obligar que las operaciones se realicen a través de Mercados que tengan un Clearing, además de una serie de medidas complementarias, que ya han sido aprobadas por ley, pero que se aplican con notable lentitud.

Serie de recomendaciones del analista de acciones de oro del mismo Banco:

Algunos, como J. P. Morgan, llevaron esta aversión a un nivel ridículo, como dar opiniones negativas sobre acciones de oro de gran potencial. Tenemos archivados algunos datos, que demuestran con toda claridad esta actitud:

  • 8/11/02 – la acción de la que era, para nosotros, la mejor compañía minera de oro, en ese momento: Gold Corp – (GG) Valor = $12.   Recomendación de Morgan: negativa
  • 20/12/04 – Valor GG = $20. Recomendación: neutral
  • 31/01/06 – Valor GG = $26. Recomendación: neutral
  • 6/06/07 – Valor GG = $26. Recomendación: positiva (la única en 9 años) – ¡Era inevitable! Después de ésta, se desplomó la acción, pero luego se recuperó con más fuerza.
  • 16/06/09 – Valor GG = $36. Recomendación negativa
  • 10/10/2011 – Valor de GG = $52. Máximo alcanzado.

wall street y el oro img

 

De manera que se perdió la gran oportunidad, e hizo perder a los clientes del Banco, la oportunidad excepcional de ganar la valorización de la acción de $12 hasta $52, un crecimiento de 433% en 9 años.

Esta es una lamentable muestra concreta de cómo contribuye la Gran Banca al mercado del oro y sus acciones. ¿Ineficiencia o mala fe? El lector decidirá.

Sin hablar de Goldman Sachs, que despidió a su excelente analista de oro, en el 2002 aproximadamente, porque consideró que el oro no merecía que gastaran en el sueldo de un analista, y no volvió a contratar a otro, hasta años más tarde. Por lo menos, ni disimularon.

En estos momentos se llevan a cabo exhaustivas investigaciones, por parte de los organismos de control de los principales países, entre ellos BAFIN de Alemania, para determinar hasta qué punto, los grandes Bancos, han estado manipulando el precio del oro, lo que ha tenido, como primera y notoria consecuencia que el Deutsche Bank se haya retirado del London Metal Exchange (LME) donde junto con otros 4 Bancos, HSBC, Societé Generale, Barclay´s, Scotia-Mocatta, conforman el grupo de Market Makers, que son los que fijan el precio del oro 2 veces por día.(London Fixing)


a_com_logo_RGBPara adquirir el libro completo o alguno de sus capítulos, haga click aquí

 

 


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *