Banco Central y Oro: una pareja perdurable

Gold-ECBA continuaci?n le mostramos un muy corto, pero muy instructivo video de una entrevista en la Universisad de Harvard, que le hiciera el joven periodista Tekoa Da Silva, al Dr. Mario Draghi (?Super-Mario? como lo apodaron sus admiradores), ex Presidente del Banco Central de Italia, ex Director de Goldman Sachs Europa y actualmente, Presidente del Banco Central de Europeo.

Toca algunos? puntos vitales que vale la pena remarcar:

a) Mientras muchos todav?a debaten la utilidad del oro,? como reserva de valor, los Bancos Centrales, ?lo siguen acumulando ?y en especial, el de China, que lo hace cada vez,? en mayores cantidades.

b) Una buena pregunta para los descre?dos ser?a: ?por qu? el hombre que controla una organizaci?n bancaria que maneja trillones de euros, nos dice que es ?unwise? (poco sabio), desprenderse de sus reservas de oro? Porque son una garant?a de valor eterno.

?Por qu? no hacer lo mismo a nivel individual y transformarse, como dice el reconocido economista suizo Dr. Marc Faber, en su propio banquero central?

Aprovecha tambi?n Draghi, para comentar burlonamente sin nombrarlos, sobre la deplorable decisi?n de algunos Bancos Centrales hace unos 12 a?os, en especial el del Banco de Inglaterra, de liquidar la mitad de sus tenencias de oro.

Esta medida fue llevada a cabo por Gordon Brown, en ese entonces Ministro de Econom?a, y obtuvo por las ventas, a un promedio de $260 por onza, unos $3.500 millones en total.

Esa posici?n de oro, pocos a?os despu?s, llegar?a a tener un valor de mercado de $24.000 y hoy en d?a, de unos $19.000 ?Todo un visionario!

c) Fue tambi?n muy importante su respuesta con respecto al ?nico mandato que le fuera confiado, o sea el de lograr la estabilidad de los precios, y no un doble mandato como recibi? la Reserva Federal, la que adem?s, tiene que lograr mantener el desempleo en niveles aceptables.

Por lo tanto no le corresponde a ?l, sino a los legisladores, cualquier cambio o ampliaci?n del mismo, dejando en claro que, por m?s poderoso e influyente que fuera su cargo, no est? en sus manos efectuar ninguna modificaci?n al respecto.

?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *