ALEMANIA Y HOLANDA: PLANES DE CONTINGENCIA

Bloomberg TV confirmó que ambos países han desarrollado planes de contingencia para volver a utilizar, por si fuera necesario, sus anteriores signos monetarios: el Deutsche Mark y el Dutch Guilder, respectivamente.

200px-gulden_007Dichos planes fueron desarrollados cuando la anterior crisis Griega, puso a este país, al borde de la expulsión de la comunidad, y se pensaba en un contagio general dentro de la misma.

Cuando le pidieron que confirmara esto, al ministro de Economía de Alemania, no lo desmintió categóricamente, y dijo: «nosotros y nuestros socios de la Eurozona, incluyendo a Holanda, estuvimos y estamos determinados a realizar todo lo posible para evitar una fractura»deutsche-mark

El ministro opinó que muchos países, aunque ven el quiebre del Euro con espanto, no han hecho planes de contingencia, ni conciben que pueda existir el Euro sin Alemania y Holanda, como es el caso de los PIIGS-(Portugal-Irlanda-Italia-Grecia y España.)

El hecho de que Holanda haya decidido repatriar el 20% del oro que tiene depositado en EEUU, demuestra que previsoramente, se prepara para lo peor, ya sea una eurocrisis, o una crisis del dólar, o una crisis monetaria internacional.

La razón fundamental de esta repatriación de 122 Toneladas, es muy clara: inspirar confianza en el Banco Central de Holanda.

Esto y la determinación del llamado «Super Mario» Draghi, Presidente del BCE (Banco Central de Europa) de salvar al euro «cueste lo que cueste» (léase: inundar los mercados con papeles, en el 2015 y 2016) nos hace preguntarle al ahorrista e inversor europeo: ¿tiene algún plan de contingencia para afrontar una crisis del Euro?

Todas aquellas naciones, extremadamente endeudadas, sean PIIGS o no, como EEUU y el Reino Unido, corren un serio riesgo de sufrir fuertes devaluaciones, como le viene sucediendo a Japón, con su delirante «Abenomics».

Devaluaciones competitivas o guerra de monedas, con la finalidad de lograr ventajas relativas, generan a la larga una gran inestabilidad y tanto los gobiernos democráticos como los bienes y ahorros de sus ciudadanos, correrán serios riesgos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *